Hipotecas "negativas": ¿Otra cláusula suelo?

Se está empezando a hablar de hipotecas "negativas": aquellas en las que el banco paga intereses a los clientes.

Parece algo de ciencia ficción. El sueño de cualquier hipotecado. El banco me presta dinero y no sólo no me cobra intereses, sino que me los paga.

¿Cómo es esto posible?


El Banco Central Europeo (BCE) para inyectar dinero en el mercado, presta dinero a los bancos a un interés.

Los bancos, para cubrir sus necesidades de liquidez, se prestan a su vez entre ellos, por un interés: el famoso euríbor. El euríbor no es ni más ni menos que el interés que se cobran los bancos al prestarse dinero entre ellos. Varía según sea a un mes, un año etc.

A la hora de fijarse los préstamos de hipotecas variables, la mayoría se referencian al euríbor. Si se indica como tipo de interés euríbor + 0,5%, por ejemplo, y  el euríbor está a un 0,4%, sumado el 0,5%, la hipoteca queda con un interés del 0,9%. Es un interés variable porque si varía el euríbor, varía el tipo.

Si el interés al que presta el BCE a los bancos baja, el euríbor baja, y baja el interés de las hipotecas variables.

En la actualidad se está produciendo una situación insólita: el BCE está prestando a los bancos a un tipo negativo. Expresado con claridad: el BCE presta dinero a los bancos y además, no sólo no les cobra intereses, sino que se los paga. Es el mundo al revés. Los bancos ya han empezado a prestarse entre ellos a un tipo negativo. Un banco presta dinero a otro y no cobra intereses el que presta, sino el que recibe el dinero.

La media del euríbor de hoy es del -0,003%.

En nuestro ejemplo anterior  (euríbor + 0,5%) el interés sería: 0,5% - 0,003% = 0,497%.

¿Qué ocurriría si el euríbor se situase en -0,6%. En nuestro ejemplo, el 0,5% - 0,6% = -0,1%. El banco le pagaría intereses al deudor hipotecario.

Se está empezando a extender la idea de que los bancos no pueden pagar intereses a los hipotecados, que los intereses no pueden bajar del 0%. Es una idea que se extiende, pero que no tiene un fundamento sólido.

De una parte es claro que dicho "suelo" no aparece en ningún lugar de la escritura hipotecaria. Si el interés es euríbor más un porcentaje, no hay que hacer más que una simple operación matemática.

Por otra parte se alega que pagar intereses al deudor va contra la naturaleza y causa del contrato. Eso sería así en circunstancias ordinarias. Pero si el BCE presta dinero a los bancos y les paga intereses en vez de cobrárselos; y los bancos se prestan dinero entre ellos y pagan intereses al banco que recibe el dinero ¿Por qué no han de pagar también intereses los bancos a los hipotecados? Es lo pactado y ha de cumplirse.

Alegar que los intereses no pueden bajar de 0% va en contra de lo pactado. Supondría imponer una nueva cláusula suelo que ni siquiera está puesta en la escritura de préstamo hipotecario. Y la cláusula suelo ya ha sido declarada ilegal.

Por tanto, no aprecio ningún obstáculo legal para que llegado el caso, pudieran tener que pagar intereses los bancos a los deudores hipotecarios.

No obstante, no pueden pasarse por alto dos cuestiones:

1.- La parte principal de la cuota hipotecaria mensual es la devolución del capital prestado. Los intereses negativos lo que supondrían es pagar menos cuota mensual, nunca recibir dinero líquido.

2.- En caso de intereses negativos, los bancos podrían empezar a cobrarnos intereses por tener el dinero depositado. O subirnos las comisiones para compensar sus gastos.