¿Es constitucional prohibir a los menores de catorce años viajar en el "Ave Silencioso"?


En el AVE silencioso no podrán viajar menores de catorce años.

¿Discriminación por razón de edad? A mi juicio, una prohibición así es contraria al artículo 14 de la Constitución, que prohíbe toda discriminación. 

En los supuestos en que se prohíbe el acceso a menores  es para proteger su integridad moral (determinados espectáculos) o física (determinadas atracciones). También puede plantearse la prohibición en zonas de ocio que no son adecuadas u orientadas hacia ellos. Pero en este caso se prohíbe el acceso a una actividad pública (ofrecida a todos los usuarios) para una actividad propia de cualquier persona (el transporte) y en un medio público, con financiación pública. Además, se presume que va a producir ruidos y molestias un menor de catorce años ¿Un niño de trece años tiene que ser forzosamente ruidoso y por tanto una molestia? 

Obsérvese el matiz: no se prohíbe el acceso al menor para protegerle a él, sino porque molesta. El menor de catorce años molesta y se le prohíbe la entrada. Todo ello en una actividad pública, con financiación pública. ¿Y si molestan determinados discapacitados o ancianos también se les prohibirá la entrada?

Me parece claro que prohibir a los menores de catorce años el acceso a determinados transportes públicos en tren es una discriminación por edad no justificada.