Sentencia del Tribunal Supremo 1045/2013. Abono de las comparecencias apud acta: diez comparecencias por un día de prisión.


En la STS 1045/2013, de 7 de enero de 2014, se aclara que la obligación de comparecer es una limitación de la libertad personal. Como restricción anticipada, ha de tener su compensación posterior. 

"Toda privación de derechos sufrida legítimamente durante el proceso constituye un adelanto de la pena que no puede operar contra el acusado. Si se negara esta compensación de la pérdida de derechos se vulneraría el principio de culpabilidad, pues se desconocería que el autor del delito ya ha extinguido una parte de su culpabilidad con dicha pérdida de derechos y que ello debe serle compensado en la pena impuesta".

El Tribunal Supremo considera que el criterio de un día de prisión por cada diez comparecencias es un criterio "que puede considerarse ejemplar. Se trata de un cómputo equilibrado, razonable y, por tanto, susceptible de aplicación en supuestos de igual o similar naturaleza".

La Sala estima que el criterio de la compensación, "tendrá consecuencias benéficas para el sistema de cumplimiento de las penas y para la propia efectividad de las medidas cautelares. De una parte, por cuanto que contribuirá a eliminar la rutinaria aplicación de una medida restrictiva de la libertad cuya ejecución, vigilancia y seguimiento jurisdiccional no siempre están siendo ejemplares. De otra parte, porque facilitará el efecto pedagógico asociado a la idea de que el cumplimiento por el imputado de esas comparecencias siempre conllevará la expectativa favorable de su futura compensación".

Para leer la sentencia íntegra, pincha aquí.