La necesaria unanimidad del constitucional

Artículo de JORGE DE ESTEBAN, Catedrático de Derecho Constitucional, publicado en El Mundo

El 23 de enero de 2013 el Parlamento de Cataluña aprobó, con los votos a favor de CiU, ERC, ICV y CUP, y los votos en contra del PP, PSC, y Ciutadans, una Declaración soberanista en la que se afirmaba que Cataluña tiene, por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico soberano. En ella, se enumeran varios postulados destinados a justificar el llamado «derecho a decidir», que no es otra cosa sino el «derecho de autodeterminación» debidamente maquillado.

Cabe señalar ante ese documento algunas consideraciones que suscita su lectura. En primer lugar, los nacionalistas catalanes no son capaces de distinguir entre el derecho de autodeterminación de territorios coloniales y el de un supuesto derecho semejante que se aplica a una parte de un estado regido por una Constitución democrática. A este respecto, fue muy clara la decisión del Tribunal Supremo de Canadá, afirmando en 1998 respecto a la posible independencia de Quebec que, a la luz del Derecho Internacional, no existe un derecho a la secesión por parte de un territorio de un estado que no se encuentre en una situación colonial.
Para ver el artículo entero, pincha aquí.