La cooperación judicial penal en el ámbito iberoamericano

Artículo de JOSÉ MIGUEL GARCÍA MORENO, Magistrado, Letrado del Servicio de Relaciones Internacionales del CGPJ, publicado en El Derecho

De acuerdo con la definición del Diccionario de la Real Academia Española cooperar es "obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin". Esta definición destaca las dos notas características de la cooperación: el hecho de que se trata de un proceso de interacción entre dos o más sujetos; y la idea de que la cooperación implica un esfuerzo común orientado a la consecución de un mismo fin. A partir de esta definición genérica el estudio del desarrollo de la cooperación jurídica internacional permite constatar que la misma ha evolucionado desde una cooperación bilateral entre Estados -restringida a la actuación conjunta de dos Estados cooperantes, basada normalmente en el principio de reciprocidad o en un convenio o instrumento internacional de carácter bilateral- a una cooperación multilateral o regional, en la que ya no sólo intervienen Estados soberanos, sino también organizaciones internacionales con personalidad jurídica propia. Este hecho determina la mayor complejidad de los procesos de cooperación en nuestros días, debido no sólo al número creciente de sujetos implicados, sino además al incremento paulatino del objeto de la cooperación, que incluye nuevas áreas del ordenamiento jurídico más allá de la clásica asistencia judicial.

Para ver el artículo entero, pincha aquí.